Utiliza las Redes Sociales para hacer viral tu negocio: Las tres lecciones de Hawkers

La empresa Hawkers, en menos de cuatro años, ha logrado posicionarse contra RayBan y otras grandes marcas de gafas de sol y todo logrado gracias a un creativo plan de marketing y a un excelente equipo especializado… pero no todo fue tan grandioso como parece. Fue un árduo camino lleno de lecciones.

Lección 1: No te obsesiones con tu proyecto inicial, cámbialo si es necesario.

En el 2012, los fundadores de Hawkers: Iñaki Soriano, Alex Moreno, David Moreno y Pablo Sánchez, tenían pensado lanzar una app móvil llamada Saldum, que tenía el funcionamiento de tienda de objetos de segunda mano pero se encontraron con el problema que para lograr mayores usuarios en la plataforma necesitaban una campaña digital masiva y requerían una inversión externa y tuvieron que despedirse de esta startup.

Pero estos cuatro jóvenes no se rindieron y comenzaron a trabajar para otras empresas dedicadas al e-commerce donde aprendieron dos de las mayores ventajas de este esquema empresarial: No se necesitaba gran capital y la inversión inicial se recuperaba rápidamente.

Decidieron comenzar a vender gafas de la marca Knockaround, que llevaba ya unos 10 años en el mercado, con una mínima inversión de tan solo 27 gafas y empezaron a promocionarse en redes sociales en España y rápidamente lograron aumentar el valor de la inversión hasta lograr un movimiento de 250,000 gafas. Fue en este momento que contactaron a la marca para entrar en su mercadotecnia pero ésta los rechazó ya que estaban conformes con el modelo que tenían hasta el momento.

Así comenzaron una nueva marca de alpargatas llamada Miss Hamptons con la intención de vender productos propios, pero no contaban que la producción de este calzado tenía que ser en España y por un costo un tanto elevado, además de que el público meta era limitado. Se dieron cuenta de que el negocio de las gafas de sol era más rentable ya que se podían producir en China con calidad buena y bajo costo.

Fue el justo en ese momento en que Hawkers nació.

Lección 2: La importancia de una gran integración de equipo con diferentes capacidades y talentos.

Poco a poco fueron experimentando con las campañas y manteniendo un ojo en las analíticas que iban resultando para conocer a la perfección a tu público y saber el tipo de contenido que tendría mayor penetración, dándose cuenta que no era sólo un producto lo que vendían, si no la actitud y la filosofía de la marca.

La credibilidad de la marca comenzó dudosa, ya que había llegado de la nada y además eran productos chinos. La forma de atacar de la empresa fue comenzar a realizar colaboraciones con influencers como Paula Echeverría y lograron convertirse en patrocinadores de Los Angeles Lakers. Un año después comenzaron a aparecer en prensa logrando mayor tráfico e interacción en sus redes sociales.

Actualmente, Hawkers colabora con PayPal, Ford y otras empresas y celebridades como Steve Aoki y Messi, posicionándose como una marca de emprendimiento de excelencia.

Lección 3: No tengas miedo a experimentar con las nuevas herramientas de marketing.

Todo parecía que iba para arriba pero en ese momento, su proveedor falló en un pedido de 20,000 gafas, dejando a miles de clientes enfadados por los tiempos tardíos de entrega. Hawkers logró entregarlas antes del fin del vero pero el daño estaba hecho.

No contentos con la crisis y en un intento de retomar la confianza de los clientes, decidieron realizar la campaña #Sorry en la cual regalaron un par de lentes de la gama más alta a todos los clientes que atrasaron su producto. Durante los siguientes meses, estos clientes fueron agradeciendo la atención en redes sociales y se proclamó como su campaña más exitosa al momento.

Un ejemplo claro de la creatividad inmensa en el equipo Hawkers, fue en una campaña de marketing junto con una estación de esquí en la que un actor vestido de Yeti entraría a las estaciones y dejando que los esquiadores fueran los que tomaran las fotografías y de esta forma logró hacerse viral y creando euforia internacionalmente. Y el fin de la campaña fue el momento en el que la empresa, con un video, declaro que el Yeti era suyo.

De esta forma, remarcando lo más importante para la marca: No venden solamente gafas de sol… venden experiencias y, principalmente, emociones.

Por: Juan Joel Jiménez